Manuel Llaneza, 25 - 3º

33600 Mieres, Asturias

La familia como pilar fundamental del tratamiento, por Alejandro Bascoy.

El problema de las adicciones, lejos de ser un problema aislado, individual, concreto y de carácter personal; tiene muchas de sus raíces en el contexto social que rodean a la persona que padece una adicción. Su forma de vida, su círculo de amistades, su ciudad y barrio de origen, su clase social, su trabajo, su formación y, sobre todo su familia, tienen un gran protagonismo.

Afortunadamente el conocimiento sobre la grave problemática que suponen las adicciones en nuestra sociedad ha sufrido en los últimos años un gran avance. Con mucho terreno aún por descubrir, sabemos cómo tratar una adicción, sabemos qué mecanismos psicológicos están detrás de la misma y, lo más importante: sabemos cómo desarrollar pautas y formas de vida alternativas al consumo y abuso de sustancias. El tratamiento abarca muchos y muy variados ámbitos. Una de las áreas más relevantes es la familia, la forma en cómo se relacionan los distintos miembros de la misma marca en gran medida el modo en que una persona se comporta y desenvuelve en el mundo.

Desde el Centro Terapéutico RED entendemos, por tanto, que el dotar a la familia de las herramientas necesarias para el correcto desarrollo emocional, comunicativo y comportamental entre sus distintos miembros supone, además de un freno de gran importancia para el desarrollo de conductas adictivas, y un gran acelerón para la recuperación de las mismas, una gran fuente de bienestar en la familia, y por tanto en la propia persona a tratamiento.

En RED creemos en un tratamiento integral, contando con la familia como un importante factor para la recuperación de la persona a tratamiento, así como el restablecimiento del daño causado en el seno familiar. Cuantos más factores sumemos a nuestro favor en el proceso de recuperación, más probabilidades de éxito encontraremos.

Compartir en:

Anterior